Tantos fologüers, tanto vales (XV)

Cuentos del Café Maravillas - Carmen miró con resignación al hombre que se le había puesto al lado y se encogió de hombros, dejando que su larga y tupida melena negra le cubriese el pecho. –¿Pero qué me estás contando? Pregúntale a él. «Él» era yo, y como volvía del otro lado del local, no... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑